Los mejores anuncios de la Lotería de Navidad

El anuncio de la Lotería de Navidad inaugura las fiestas, es el aperitivo que sirve para abrir boca, un preludio de lo que está por llegar. El 22 de diciembre vendrá con la suerte -con ese toque folclórico- para repartir premios en las casas más afortunadas.

Hace años que dejaron de ser meras promociones para convertirse en historias que individualizaban valores comunes, un grito en el desierto para despertar sentimientos. En el recuerdo queda el pueblo que se unió para mantener la ilusión de Carmina, la fábrica de Justino recompensando los años de trabajo o aquel ‘En Navidad todos somos más humanos’.

Danielle, la suerte de vivir (2017)

Dos jóvenes, ella extraterrestre y el terrícola, protagonizan este año el anuncio titulado Danielle. El cineasta, Alejandro Amenábar, nos lo explica: “La historia tiene ese componente de ciencia ficción, mágico, que es como un cuento de Navidad alienígena y permitía explotar un poco el humor y por supuesto la parte emotiva. Es algo con lo que yo conectaba muy fácilmente”. Loterías ha realizado varias versiones del spot, que se basa en el concepto de suerte. Para televisión existe una versión de tres minutos y medio que se emitirá a partir de mañana martes. También hay dos versiones de 45 segundos cada una contada desde el punto de vista de uno de los protagonistas y una de 30 segundos. El equipo de Elephant & Castle os deja su favorita.

 

El pueblo se une para mantener la ilusión de Carmina (2016)

Santiago Zannou acercó a Carmina a todos los hogares de España, en el anuncio del año pasado todo un pueblo se unió para mantener viva la ilusión de la anciana que creía haber ganado El Gordo. “Habrá que celebrarlo”, sentencia su hijo al comienzo del spot, y lo hacen, los habitantes se organizan para festejar el premio de esa profesora jubilada que como dictan los vecinos “se merece todo”.

 

Justino y la fábrica de maniquíes (2015)

Por primera vez desde 1982, un cortometraje de animación ilustró la campaña de Navidad. Justino trabaja como guardia de seguridad en una fábrica de maniquíes durante la noche. Nunca está acompañado, pero gracias a las figuras que se fabrican en la empresa consigue establecer una relación con los trabajadores.

Se convirtió en el anuncio más premiado de la historia. Quedó grabado en la memoria como uno de los mejores anuncios de gracias a la música y la bondad de Justino que calaron hondo en las fiestas de 2015.

El mayor premio es compartirlo (2014)

Atrás quedaron los famosos. Esta vez la historia estaba protagonizada por Manuel, un hombre que baja al bar de su barrio donde ha tocado la lotería, a todos menos a él. Allí le espera una sorpresa, el camarero le regala uno de los décimos premiados.

El recurso de este año fueron las historias personales, remendando los errores pasados y acercando el sentido del sorteo a los que lo juegan. A partir de este momento la conexión emocional y la empatía fueron las bazas a jugar.

La Navidad con Raphael y Montserrat Caballè (2013)

Los memes empañaron aquel anuncio dirigido por Pablo Berger, este año la magia que despiertan estos anuncios se sustituyó por la risa y la parodia. El director -que ha ganado diez goyas por Blancanieves– puso al frente del spot a cinco personalidades del mundo cultural: Montserrat Caballè, Raphael, David Bustamante, Niña Pastori y Marta Sánchez. 

El ingenio llenó de interpretaciones las redes sociales, las caricaturas de Montserrat Caballè fueron la tónica de aquellas navidades y los gorgoritos de Raphael la banda sonora que aún se evoca cuando llega el ansiado anuncio.

La fábrica de sueños (2011)

Los niños de San Ildefonso repartieron los sueños en la campaña navideña de aquel año, igual que cada 22 de diciembre. El anuncio recorre situaciones cotidianas en las que los décimos son los protagonistas, hasta que llega a la fábrica donde los niños recogen las bolas de los sueños.

En Navidad todos somos más humanos (2008)

“En Navidad todos somos un poco más humanos, hasta los más fríos, hasta los que son de cartón piedra”, así se inauguró aquel año la temporada de la Navidad. Porque, ya lo decían en el anuncio, la Navidad humaniza todo lo que toca.

Aquel año, con la crisis económica atizando sin piedad, decidieron apostar por el optimismo y alejarse de la nostalgia del pasado. Porque, “todos nos animamos a entrar en el juego, hasta los que se lo piensan”.

 

El Calvo de la Lotería (2005)

La música empieza y los recuerdos se vienen a la cabeza de quien la escucha, las primeras notas que acompañan al anuncio son ahora un hito en la publicidad de la lotería navideña. El Calvo de la Lotería que tantas veces ha repartido suerte, como un amuleto que acompañaba a El Gordo, este personaje fue esencial todos los 22 de diciembre.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Elephant & Castle 2020